¿Cómo no defender una Programación didáctica?

por Fernando J. Cabañas Alamán

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPara definir una estrategia a seguir en el proceso de defensa de una Programación didáctica parece lógico, antes de nada, tener claras varias cuestiones:

  • concurrimos a una oposición y no a un examen; nuestro rival no es nuestra ignorancia, sino los conocimientos de los demás.
  • debemos acreditar que somos los mejores… no uno más.
  • hemos de definir un estilo propio, único, diferente… al de los demás; si somos uno más, ¿qué éxito cabe esperar?

Brevemente —no creo en los textos largos y densos que solo hacen, en ocasiones, que perdamos el tiempo— te daré algunos consejos para que, al menos, identifiques qué NO debes hacer cuando estés ante un tribunal de oposiciones en la fase de defensa de la Programación didáctica:

  • no te plantees como objetivo demostrar al tribunal que te sabes de memoria tu programación Programación didáctica; eso no acreditará que eres mejor profesor sino que utilizas técnicas de un estudiante de Primaria, Secundaria…
  • no hagas un seguimiento exhaustivo de cada una de las partes del documento presentado; eso generará monotonía provocando, muy probablemente, que el tribunal desconecte ya que no le estarás contando nada nuevo en relación a la información que le has facilitado en tu Programación didáctica.
  • no utilices un vocabulario que ni tú mismo entiendas creyendo que si utilizas palabras técnicas, rebuscadas, “de manual”… te ganarás el crédito del tribunal; eso te hará mostrarte artificial y te hará perder credibilidad a pesar de que tú creas que esas palabras que no forman parte habitualmente de tu vocabulario te harán llegar alto (hay que trasladar grandes mensajes con palabras sencillas, no lo olvides).
  • no sigas la táctica de “explicarle” al tribunal nada; no estás ahí para darle una clase a cinco personas sino para compartir con ellos cuáles son tus técnicas didácticas a la hora de dar clase en un aula… lo contrario acreditará que no has entendido qué se hace en una oposición (canaliza tus esfuerzos, en esta fase, no a “exponer” y sí a “reflexionar”)…
  • no pierdas el contacto visual con ninguno de los cinco miembros del tribunal; son personas, como tú y como yo, y has de hablarles intentando conectar plenamente con ellos… no soltándoles un texto que les aburrirá, que no les provocará interés… Si esto ocurre, tú serás el perjudicado.
  • no cuentes obviedades, ni dediques tu tiempo a decir aquello que podrá comentar cualquiera de tus rivales —sí, el resto de opositores son contrincantes tuyos, no te olvides de ello—; busca un mensaje único que te diferencie de los demás, que te singularice…

Pronto, te daré más recomendaciones… Te ayudarán a preparar mejor tu defensa de la Programación didáctica pero, no olvides una cosa… sin esfuerzo, sin trabajo, sin conocimientos… cualquier otro esfuerzo será baldío. Te enfrentas a una prueba única… en la que debes acreditar que eres único… no uno más.

Si quieres contactar conmigo… puedes hacerlo en fernandojcabanas@yahoo.es

Fernando J. Cabañas Alamán